fbpx

13 Recomendaciones para Familias con Niños con Autismo y otros Trastornos del Neuro-desarrollo

Por: Dr. Francisco González, Psicólogo SER de Puerto Rico, Centro de San Juan

Enfrentar los cambios que ocurren durante una emergencia como la que no encontramos viviendo a consecuencia del COVID-19 es difícil para todos, pero puede presentar un reto particular para las familias que incluyen uno o más miembros con autismo u otros trastornos del neuro-desarrollo.  Es importante recordar que estas personas también sufren de los efectos del desastre y requieren de atención y apoyo para manejar sus pensamientos, emociones y conductas de forma apropiada.

  1. Tomar en consideración el nivel de desarrollo y la capacidad de comprensión del menor antes de determinar que estrategias se deben utilizar.
  2. Mantener la calma.  Los niños perciben el estado emocional y la ansiedad de quienes le rodean.
  3. Cuando posible, utilice preguntas para identificar los pensamientos y las emociones del niño.  No obligue a los niños a hablar.
  4. Utilizar explicaciones simples, claras y concisas para proveerles aquella información que sea necesaria o para aclarar dudas que puedan surgir.
  5. Evitar exposición a información innecesaria, incluyendo aquella provista en los medios.
  6. Proveer oportunidades y espacio para que el niño participe de actividades de su disfrute.
  7. Mantener la estructura y las rutinas usuales hasta donde les sea posible o desarrollarlas de acuerdo a las circunstancias actuales, incluyendo periodos para la alimentación, el aseo, el sueño y el disfrute.
  8. Cuando posible, proveer explicaciones y apoyo previo a cambios significativos, y monitorear conducta y emociones al transcurrir los mimos.
  9. Uso de agendas visuales puede facilitar los cambios y transiciones.
  10. Establecer límites apropiados con respecto a la conducta, particularmente con respecto a aquellas situaciones que presentan potencial de riego a la salud o seguridad del menor.
  11. Ser consistente y firme en la implementación de la disciplina y estrategias de manejo conductual, pero fomentando la calma, la tolerancia y la seguridad física y emocional.
  12. Identificar necesidades sensoriales y actividades que cumplan con las mismas.
  13. Reconocer conductas de riesgo asociadas a las particularidades en procesamiento sensorial y tomar medidas para evitar accidentes.

Recursos: